memoria

Anuncios

agosto 18, 2019 at 13:18 Deja un comentario

domani

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

E’ uno di quei giorni che, ti prende la malinconia
che fino a sera non ti lascia più.
La mia fede è troppo scossa ormai, ma prego e penso fra di me:
proviamo anche con Dio, non si sa mai
E non c’è niente di più triste, in giornate come queste
che ricordare la felicità, sapendo già che è inutile
ripetere: “chissà? Domani e’ un altro giorno, si vedrà”
E’ uno di quei giorni in cui rivedo tutta la mia vita
bilancio che non ho quadrato mai
Posso dire d’ogni cosa che ho fatto a modo mio
ma con che risultati non saprei
E non mi son servite a niente esperienze e delusioni
e se ho promesso non lo faccio più
Ho sempre detto in ultimo: “ho perso ancora ma
domani è un altro giorno, si vedrà”
E’ uno di quei giorni che tu non hai conosciuto mai
beato te, sì beato te!
Io di tutta un’esistenza spesa a dare, dare, dare ….
non ho salvato niente, neanche te.

Giorgio Calabrese

julio 7, 2019 at 12:50 Deja un comentario

azul

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Digo un color para la muerte un color para el dolor y un color y ella responde azul
Pregunte aquí cómo quitar una mancha y se encontrará siempre con la misma metodología. Aquí la genética y la lejía. Aquí el aguafuerte y la desinfección, porque aquí todas las manchas se quitan de la misma manera. Da igual la superficie o la carne, aquí la pureza viene del óxido y la química. Aquí la pureza duerme en la cal y en los nudillos rotos, en los nudillos manchados de sangre de tanto frotar. Sí: la sangre mancha menos mezclada con lejía. Sí: la sangre deja de oler si estoy empapada en lejía. Sí: la sangre olvida su color si la arrastro a la lejía. Sí: es fácil confundir el agua y la muerte si a ambos les doy el mismo color. Si a ambos les grito el mismo color. Sí, digo un color para la muerte un color para el dolor un color y ella responde azul.

María Sánchez (inédito)

abril 18, 2019 at 13:43 Deja un comentario

feliz navidad, hombre oveja

F1000030
“El Hombre Oveja hizo como le decían, y cuando quiso darse cuenta ya había alzado el vuelo la Señora Cuerva de Mar. Como era la primera vez que volaba, el Hombre Oveja tenía miedo y se aferraba al cuello con todas sus fuerzas. Desde el cielo podía verse el mar, el bosque, las colinas,… El verde del bosque y el azul profundo del mar se extendían hasta el infinito, y entre ellos había como un cinturón de arenas blancas. Era una vista preciosa. (…) Cuando abrió los ojos, el Hombre Oveja se encontró en su cama, en la habitación de siempre. Al principio pensó que todo había sido un sueño, pero sabía muy bien que no era así. Tenía un chichón en la cabeza, el trasero de su traje de oveja estaba sucio, y en la habitación, en vez de su viejo piano, estaba el piano blanco en forma de oveja. Todo había ocurrido de verdad. Por la ventana podía ver la nieve, que se acumulaba en las ramas de los árboles, en el buzón, en el cercado….Esa tarde el Hombre Oveja fue a visitar al Profesor Oveja a su casa en las afueras de la ciudad, pero donde había estado la casa ya no había más que un descampado. Ni los arbustos, ni el llamador, ni las columnas y baldosas con forma de oveja… Todo había desaparecido. -Ya no volveré a ver a ninguno de ellos-, pensó el Hombre Oveja. -Ni a los dos Tornillos, ni a las gemelas 208 y 209, ni a la Señora Cuerva de Mar, ni a Poca Cosa, ni al Profesor, ni al Reverendísimo Señor Oveja.- Al pensar esto, lágrimas brotaron de los ojos del Hombre Oveja. Habia llegado a quererlos tanto. ”

Haruki Murakami

diciembre 26, 2018 at 14:57 Deja un comentario

donne mie

IMG_8105 

Donne mie illudenti e illuse che frequentate le università liberali,
imparate latino, greco, storia, matematica, filosofia;
nessuno però vi insegna ad essere orgogliose, sicure, feroci, impavide.
A che vi serve la storia se vi insegna che il soggetto
unto e bisunto dall’olio di Dio è l’uomo
e la donna è l’oggetto passivo di tutti
i tempi? A che vi serve il latino e il greco
se poi piantate tutto in asso per andare
a servire quell’unico marito adorato
che ha bisogno di voi come di una mamma?
Donne mie impaurite di apparire poco
femminili, subendo le minacce ricattatorie
dei vostri uomini, donne che rifuggite
da ogni rivendicazione per fiacchezza
di cuore e stoltezza ereditaria e bontà
candida e onesta. Preferirei morire
piuttosto che chiedere a voce alta i vostri
diritti calpestati mille volte sotto le scarpe.
Donne mie che siete pigre, angosciate, impaurite,
sappiate che se volete diventare persone
e non oggetti, dovete fare subito una guerra
dolorosa e gioiosa, non contro gli uomini, ma
contro voi stesse che vi cavate gli occhi
con le dita per non vedere le ingiustizie
che vi fanno. Una guerra grandiosa contro chi
vi considera delle nemiche, delle rivali,
degli oggetti altrui; contro chi vi ingiuria
tutti i giorni senza neanche saperlo,
contro chi vi tradisce senza volerlo,
contro l’idolo donna che vi guarda seducente
da una cornice di rose sfatte ogni mattina
e vi fa mutilate e perse prima ancora di nascere,
scintillanti di collane, ma prive di braccia,
di gambe, di bocca, di cuore, possedendo per bagaglio
solo un amore teso, lungo, abbacinato e doveroso
(il dovere di amare ti fa odiare l’amore, lo so)
un’ amore senza scelte, istintivo e brutale.
Da questo amore appiccicoso e celeste dobbiamo uscire
donne mie, stringendoci fra noi per solidarietà
di intenti, libere infine di essere noi
intere, forti, sicure, donne senza paura.

Poesia di Dacia Maraini

septiembre 28, 2018 at 12:57 Deja un comentario

mujeres

Hay mujeres

que son estaciones de (d)año,

tormentas torrenciales en agosto y estufa

en un diciembre lleno de abandonos.

Hay mujeres

que son pájaros sin alas en un cielo lleno

de recuerdos,

fieras carnívoras al acecho de las ganas

y de esa falta de poder ante la tentación

que solo es deseo confundido.

Hay mujeres

que son mariposas abstraídas esperando a que

cierres todas las puertas

para acariciarte las mañanas a través

de la ventana,

para sacudirte la mirada en cualquier

dirección ajena a tu rostro.

Hay mujeres

que son animales en celo

galopando sobre tu pecho abatido.

Hay mujeres

de ojos castaños

con alma de gata.

Hay mujeres

de ojos verdes

con alma de zorra.

Hay mujeres

que son signos de interrogación abierta,

tres exclamaciones siguiendo

una huida.

Un ladrido de madrugada.

Hay mujeres

que justifican el silencio.

Hay mujeres

que excusan la poesía.

Hay mujeres

que son aeropuertos alejados

de los que solo salen aviones de mentira,

puertos marítimos

en los que vuelves a ser otra vez tú,

estaciones de tren

donde se cruzan tantas contradicciones

que encuentras paz.

Hay mujeres

que suenan a herida al tocarlas

y te hacen desear la muerte antes que ellas.

Hay mujeres

que huelen a limpio, a cuerpo inerte,

y te hacen desear invadirles el corazón

y el pecho con la brutalidad de un ejército de flechas.

Hay mujeres

que desordenan tus huellas cuando aparecen

y te hacen desear encontrar tu camino

sobre su columna vertebral.

Hay mujeres

que no se esconden, que quieren sin escarcha en los ojos,

que saben a sed,

y esas,

esas te hacen desear quererlas toda la vida.

Hay mujeres

que esperas siempre

porque nunca llegan.

Hay mujeres

que están en todos los lugares que ocupas

menos en tus manos.

Hay mujeres

que son primeras y únicas,

que sobrevuelan el suelo que pisan los demás,

que son azules y ocupan un sitio

diferente al resto.

Hay mujeres

que crees por encima de todo

y por encima de todo deshacen tus creencias,

que son tiernas, ciertas y dulces,

y con su ternura, certeza y dulzura

parten tu inocencia en dos.

Hay mujeres

que abren tus ojos con un soplido de magia

y en el siguiente truco desaparecen,

como la suerte.

Hay mujeres

que te enseñan la moneda por las dos caras:

te besan negándote,

se marchan mientras te nombran,

se quedan en silencio

y desde otros recuerdos te afirman.

Que solo conocen la palabra derrota

en tu boca.

Que solo conoces la palabra victoria

en su boca.

Que te aman mientras te olvidan

y olvidándolas las amas.

Hay mujeres

que quieres y no puedes,

que son tanto que no son bastante,

que dándote lo que necesitas olvidan lo que deseas.

Mujeres contra las que no hay razones

que encajen

y conviertes en huida

para darles un sentido.

Hay mujeres

que son aves de paso,

bodas de un día,

amores que salvan tu vida en una noche,

postres eternos en medio de una prisa carnal,

engaños a la rutina,

tu alma animal rendida al instinto de supervivencia.

Hay mujeres

que aparecen como los aciertos:

a tiempo y sin esperarlas.

Que se atreven y se quedan y tienen

el pelo del color de tu almohada,

que se agitan y temes y dan la vuelta

a tus excusas convirtiéndolas en motivos.

Que te aman sin evitarlo

y amas sobre todo por supuesto.

Y

estoy

yo.

Que soy una en todas esas mujeres.

Y

estás

tú.

Que eres todas esas mujeres en una.

Elvira Sastre (elvirasastre.net)

septiembre 7, 2018 at 10:22 Deja un comentario

aún conserva vida…y puertas abiertas

agosto 8, 2018 at 23:52 Deja un comentario

Entradas antiguas


vistas

  • 271.628

para pensar…

lux oculórum laetíficat ánimam
«La luz de los ojos es la alegría del alma».
___
imperare sibi máximum impérium est
«Gobernarse a sí mismo es el gobierno más difícil». Séneca
___
"el valiente vive hasta que el cobarde quiere"
___
"Hasta los necios cuando callan parecen sabios"
___
nam cítius flammam mortales ore tenebunt, quam secreta tegant.
«Es más fácil que los mortales guarden fuego en sus bocas que un secreto».
___
La fe es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe. (Kierkegaard)
___
El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta (Herbert Von Karajan).

agosto 2019
L M X J V S D
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

cc

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Feeds

Almibar Imposible on Twitter Counter.com

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: