para ti (septiembre 2009 12:47)

noviembre 25, 2015 at 17:00 Deja un comentario

  

Quién hubiera creído que se hallaba 

sola en el aire, oculta, 

tu mirada. 

Quién hubiera creído esa terrible 

ocasión de nacer puesta al alcance 

de mi suerte y mis ojos, 

y que tú y yo iríamos, despojados 

de todo bien, de todo mal, de todo, 

a aherrojarnos en el mismo silencio, 

a inclinarnos sobre la misma fuente 

para vernos y vernos 

mutuamente espiados en el fondo, 

temblando desde el agua, 

descubriendo, pretendiendo alcanzar 

quién eras tú detrás de esa cortina, 

quién era yo detrás de mí. 

Y todavía no hemos visto nada. 

Espero que alguien venga, inexorable, 

siempre temo y espero, 

y acabe por nombrarnos en un signo, 

por situarnos en alguna estación 

por dejarnos allí, como dos gritos 

de asombro. 

Pero nunca será. Tú no eres ésa, 

yo no soy ése, ésos, los que fuimos 

antes de ser nosotros. 

Eras sí pero ahora 

suenas un poco a mí. 

Era sí pero ahora 

vengo un poco a ti. 

No demasiado, solamente un toque, 

acaso un leve rasgo familiar, 

pero que fuerce a todos a abarcarnos 

a ti y a mí cuando nos piensen solos. 

Hemos llegado al crepúsculo neutro 

donde el día y la noche se funden y se igualan. 

Nadie podrá olvidar este descanso. 

Pasa sobre mis párpados el cielo fácil 

a dejarme los ojos vacíos de ciudad. 

No pienses ahora en el tiempo de agujas, 

en el tiempo de pobres desesperaciones. 

Ahora sólo existe el anhelo desnudo, 

el sol que se desprende de sus nubes de llanto, 

tu rostro que se interna noche adentro 

hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa. 

Puedes querer el alba 

cuando ames. 

Puedes 

venir a reclamarte como eras. 

He conservado intacto tu paisaje. 

Lo dejaré en tus manos 

cuando éstas lleguen, como siempre, 

anunciándote. 

Puedes 

venir a reclamarte como eras. 

Aunque ya no seas tú. 

Aunque mi voz te espere 

sola en su azar 

quemando 

y tu dueño sea eso y mucho más. 

Puedes amar el alba 

cuando quieras. 

Mi soledad ha aprendido a ostentarte. 

Esta noche, otra noche 

tú estarás 

y volverá a gemir el tiempo giratorio 

y los labios dirán 

esta paz ahora esta paz ahora. 

Ahora puedes venir a reclamarte, 

penetrar en tus sábanas de alegre angustia, 

reconocer tu tibio corazón sin excusas, 

los cuadros persuadidos, 

saberte aquí. 

Habrá para vivir cualquier huida 

y el momento de la espuma y el sol 

que aquí permanecieron. 

Habrá para aprender otra piedad 

y el momento del sueño y el amor 

que aquí permanecieron. 

Esta noche, otra noche 

tú estarás, 

tibia estarás al alcance de mis ojos, 

lejos ya de la ausencia que no nos pertenece. 

He conservado intacto tu paisaje 

pero no sé hasta dónde está intacto sin ti, 

sin que tú le prometas horizontes de niebla, 

sin que tú le reclames su ventana de arena. 

Puedes querer el alba cuando ames. 

Debes venir a reclamarte como eras. 

Aunque ya no seas tú, 

aunque contigo traigas 

dolor y otros milagros. 

Aunque seas otro rostro 

de tu cielo hacia mí.
Mario Benedetti

Anuncios

Entry filed under: cosas.

para no perderse en lo que convierte al hombre en gente conocer 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


vistas

  • 268,091

para pensar…

lux oculórum laetíficat ánimam
«La luz de los ojos es la alegría del alma».
___
imperare sibi máximum impérium est
«Gobernarse a sí mismo es el gobierno más difícil». Séneca
___
"el valiente vive hasta que el cobarde quiere"
___
"Hasta los necios cuando callan parecen sabios"
___
nam cítius flammam mortales ore tenebunt, quam secreta tegant.
«Es más fácil que los mortales guarden fuego en sus bocas que un secreto».
___
La fe es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe. (Kierkegaard)
___
El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta (Herbert Von Karajan).

noviembre 2015
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

cc

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Feeds

Almibar Imposible on Twitter Counter.com

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: