mantiene en armonía las moléculas…

diciembre 9, 2011 at 15:11 Deja un comentario

“Creí que nos amábamos de verdad, nos vamos alejando sin tener la valentía de discutirlo”, dice Fabia (diseñadora en Nueva Jersey, de vida social activa, siendo él un ingeniero muy casero). Pedí la opinión de un psiquiatra. El probable cortocircuito fue la repentina toma de conciencia de que la unión no era posible por diferencia de visión, fastidio de él frente a la formalidad de ella. Empezó a comportarse como ella deseaba que fuera, traicionando su filosofía de la vida, perseveró en una relación que no se decidía entre afecto, sensualidad tibia, aséptica, hasta desembocar en fracaso sentimental, rutina sin sentido. Dice Fabia: “Me incomodaba oírle decir repentinamente una mala palabra, supuse que las usaría también en la intimidad de la alcoba”. Entonces se limitó a un idioma exclusivo hasta que se cansó de no ser él mismo. Fabia era muy apegada a las normas sociales, el protocolo; él era todo lo contrario: liberal, de pronto irreverente, enemigo de las farsas mundanas, los oropeles, la chismografía, la abominable frivolidad.

Muy cerca de mí, recién he visto desmoronarse parejas: un abismo humanístico los separaba, falta del imprescindible sentido del humor en ella o en él. Uno se nutre constantemente de cultura, no se conforma con conocimientos básicos programados. La cultura es actitud diaria, no pose casual, peormente social. La frivolidad puede ocultarse bajo un barniz apresurado. Sin embargo, ciertos matrimonios sin mayor nivel de estudios logran la equilibrada felicidad. Otras parejas se solazan en el lujo: el amor desaparece cuando escasea el dinero. La residencia millonaria no incluye seguro de felicidad. Hay personas que se aman simplemente y sin problemas. Debemos vivir nuestra vida sin que intervengan los demás.

Contesté a Fabia: “Tienes dos opciones para alejarte: la ruptura instantánea o el distanciamiento de puntillas. Formar una pareja es difícil si buscas el amor eterno”. Tiene que existir coherencia en la vida diaria, pero también convivencia permanente en la que se ama todo de nuestra pareja: arrugas, entusiasmo delirante, cicatrices, sudor, éxitos, ocaso, enfermedades, achaques, depresiones. Se desintegran las relaciones por la poca importancia que damos a la unión espiritual mientras nos regocijamos en banalidades sin futuro. Amar hasta la muerte es privilegio de quienes logran formar un bloque monolítico. “Los dos serán una sola carne” pero tendrán comunicación de almas. Buda Gautama aconseja desprendimiento en beneficio del otro. El amor mantiene en armonía las moléculas, los átomos del mundo, se vuelve incondicional. Ciertos idilios no progresan, lo intentan, dan tumbos, tratan de adaptarse, se atreven a hacer proyectos, se marchitan sin ruido cuando el aparente sentimiento se muere de tedio. No existe amor sin aquella complicidad tan divertida, descartando actitudes artificiales, preocupaciones mundanales, obsesión por la envoltura, la etiqueta, en detrimento del alma: amor tristemente convencional. Extraño la locura que pude compartir durante cuarenta años con una mujer excepcional. No pierdo la esperanza. Quizás la vuelva a encontrar sin poses, vestida de fantasía, de sueños y travesuras. El amor es loca complicidad, lo matan la rutina, el puritanismo, la preocupación por el qué dirán, la cultura que se quedó a medias, la vanidad social, el inmovilismo sentimental.

http://www.eluniverso.com/2011/05/15/1/1363/amamos-nos-alejamos.html

Bernard Fougéres bernardf@telconet.net

Anuncios

Entry filed under: cosas.

all the world is green apuntes de fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


vistas

  • 268,621

para pensar…

lux oculórum laetíficat ánimam
«La luz de los ojos es la alegría del alma».
___
imperare sibi máximum impérium est
«Gobernarse a sí mismo es el gobierno más difícil». Séneca
___
"el valiente vive hasta que el cobarde quiere"
___
"Hasta los necios cuando callan parecen sabios"
___
nam cítius flammam mortales ore tenebunt, quam secreta tegant.
«Es más fácil que los mortales guarden fuego en sus bocas que un secreto».
___
La fe es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe. (Kierkegaard)
___
El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta (Herbert Von Karajan).

diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

cc

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Feeds

Almibar Imposible on Twitter Counter.com

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: