corazón

mayo 8, 2007 at 23:59 Deja un comentario

my09_001.jpg

ROSA MONTERO  EL PAIS 08/05/2007 

 Un catedrático de cardiología llamado José Abellán ha dicho que “lo que más protege al hombre de riesgos cardiovasculares es estar casado con una mujer (…) que no trabaje fuera de casa”. Es posible; probablemente la mujer cocinará comidas más sanas, y además convivir con un ama de casa es por lo general un chollo inmenso, porque es como disponer de una secretaria, una enfermera, una recadera, una doncella, una administradora, una contable, una costurera, una telefonista, una confidente, una recepcionista, una nurse (si hay niños), una veterinaria (si hay mascotas), una chófer (si hay coche) y así hasta solventar todas las necesidades imaginables. Vamos, que te facilita la vida de tal modo que tu nivel de estrés debe de descender muchísimo. Ya digo, puede que sea cierto, pero esto no quita para que sea una observación terriblemente sexista.Y lo es porque evidencia una verdad de Perogrullo, a saber, que, pese a lo mucho que han mejorado las cosas, la visión de la realidad sigue siendo prioritariamente masculina. O lo que es lo mismo, el varón todavía es la medida del mundo, lo normal, lo central, lo neutro, mientras que la mujer es lo otro, lo accesorio, lo anormal, lo excéntrico. Es una visión sesgada que se aplica a todo. Por ejemplo, a esas máquinas que se tragan el tiquet a la salida de los aparcamientos. ¿Cuántas veces las mujeres tenemos que sacar medio cuerpo por la ventanilla, o incluso bajarnos del coche, para llegar? Están colocadas a la medida de un brazo masculino.En cuanto a la ciencia, aún hoy la mayoría de las investigaciones siguen centradas en los hombres. Como ese cardiólogo que sólo habla del riesgo en los varones y convierte a la mujer en un elemento secundario más de la salud viril, como el aceite de oliva. ¿Y qué ocurre con el corazón femenino? Ya se sabe que, al emanciparse, las mujeres están padeciendo más ataques coronarios: fuman, beben, tienen más estrés. ¿Y por qué no se estudia si las profesionales con una novia ama de casa (o con un esposo amo de casa, que también los hay) sufren menos infartos? El sexismo es eso: que ni se te ocurra esta pregunta.

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Corazon/elpepuopi/20070508elpepiult_2/Tes

Anuncios

Entry filed under: prensa, reflexiones.

ausencia un sueño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


vistas

  • 268,332

para pensar…

lux oculórum laetíficat ánimam
«La luz de los ojos es la alegría del alma».
___
imperare sibi máximum impérium est
«Gobernarse a sí mismo es el gobierno más difícil». Séneca
___
"el valiente vive hasta que el cobarde quiere"
___
"Hasta los necios cuando callan parecen sabios"
___
nam cítius flammam mortales ore tenebunt, quam secreta tegant.
«Es más fácil que los mortales guarden fuego en sus bocas que un secreto».
___
La fe es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe. (Kierkegaard)
___
El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta (Herbert Von Karajan).

mayo 2007
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

cc

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Feeds

Almibar Imposible on Twitter Counter.com

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: